Belleza y Salud

Mejores Cepillos Alisadores 2018

Escoger el mejor cepillo alisador es un asunto bastante serio, te contamos todo lo que tienes que saber

Por alguna razón solemos tomar algunas de las decisiones más importantes de nuestra vida llevados por variables totalmente irracionales, si no crees lo que te estoy diciendo, pregúntate cuál fue el factor clave que te llevó a elegir tu último cepillo de dientes ¿acaso fue el color? Pues bien, este tipo de cosas nos pasa todo el tiempo, y aunque puede ser que en efecto el cepillo rojo sea por casualidad el más adecuado para nosotros, no podemos dejarle todas

Un alisador de pelo es una de las herramientas más importantes en nuestra rutina de belleza, por eso es que elegir el mejor es crucial si es que planeamos exponer nuestro cabello todos los días a su uso. Yo por lo menos, no me atrevo a salir de casa sin poner las cosas un poco bajo control ahí arriba, sobre todo cuando la humedad hace estragos y convierte mi melena en una estopa. Estoy obligada a usar mi peine alisador todos los días.

Por supuesto, hay miles de opciones en el mercado de los cepillos alisadores, yo las probé todas o casi todas, desde esas que te prometen ser el mejor cepillo alisador por apenas unos pavos, hasta aquellas cuyo precio ruborizaría a cualquier estilista profesional. Sin embargo, como sé que no todas tenemos la oportunidad de errar de manera sistemática, y que la experiencia puede ser en efecto costosa, te resumiré mi experiencia en una serie de sencillos consejos.

Vamos a ser sinceras con nosotras mismas

Yo estoy obsesionada con mi peine alisador de pelo, este puede no ser tu caso, sin embargo, lo que sí es importante que consideres antes de invertir una suma ingente en, por ejemplo un cepillo alisador profesional, es el uso que le vas a dar ¿Lo usarás una vez al mes, una vez a la semana o todos los días?

Si la respuesta es una vez al mes, puede que el mejor cepillo alisador para ti, no necesariamente sea el más costoso, no obstante, si la respuesta fue una vez a la semana, o incluso todos los días, la cosa se complica un poco, porque tendríamos que ver qué clase de cabello tienes y si te conviene más un cepillo plancha o uno regular, es decir, nuestra decisión debería depender en gran medida de dos variables: nuestro tipo de cabello y nuestra rutina de belleza.

Apuesto a que no te hiciste todas estas preguntas antes de comprar tu primer cepillo para alisar el pelo, la verdad es que yo tampoco, y por eso maltraté las puntas de mi cabello, e incluso el folículo a tal punto que debí recurrir a un especialista que me ayudara a reversar el daño que me hice tras años de exposición desconsiderada a diferentes cepillos que no estaban concebidos para mi.

Hablemos un poco de los tipos de pelo

Voy a hacer una síntesis un poco brusca sobre este tema, porque la verdad son tantos los tipos de cabello como las personas que hay en el planeta, sin embargo, me atrevería a decir que existen dos formas básicas de clasificarlo; por grosor y por la cantidad de grasa presente en el folículo. Atención a lo anterior, porque de esto dependerá que encontremos o no, el mejor cepillo alisador.

Te imaginarás que cuando digo grosor me refiero al cabello grueso, al cabello fino, y al cabello normal. Cada uno tiene sus ventajas y cuidados especiales, pero debes saber que entre más delgado sea tu pelo, más susceptible es a sufrir daño debido a las altas temperaturas a las que estarás a punto de exponerlo, razón de más para elegir un peine alisador de pelo que no prense el cabello, y extraiga su vitalidad.

Habrás oído hablar del cabello graso, del cabello normal y del cabello seco, pues bien, en general el cabello seco es mucho más manejable y no deberías necesitar utilizar tu cepillo alisador de pelo todos los días, recuerda que la razón por la que tu cabello se alisa es porque este tipo de instrumentos retiran el exceso de humedad y alinean las partículas que conforman el pelo.

Hay una categoría especial, a la que orgullosamente pertenezco, pero que es también la razón por la que estoy escribiendo esta guía, así es, te estoy hablando del cabello rizado, ese que a pesar de verse tan bien, a veces nos causa tantos problemas y suele ser rebelde y difícil de controlar. Para nuestro tipo de cabello, el mejor cepillo alisador siempre será el que tenga revestimiento de cerámica y te garantice un control absoluto de la temperatura. Puede verse rebelde, pero nuestro tipo de cabello es muy delicado.

Un universo lleno de curiosidades y tratamientos

Sólo porque pueden llegar a convertirse en una variable muy importante de nuestra rutina de belleza diaria, te menciono algunos de los tratamientos extraños a los que me sometí con tal de alisar mi cabello. Dos de ellos al menos son poco recomendables, razón por la cual te insto a considerar la opción de comprar un buen cepillo alisador. Te recomiendo que consultes con tu médico de cabecera e incluso con tu estilista antes de tomar una decisión en este sentido.

Alisado con formol: Suena como una historia de ultratumba, pero créeme funciona y muy bien, el problema es que daña el cuero cabelludo, el folículo y el mismo cabello de una forma casi irreversible. Las cosas que tuve que hacer para revertir el daño que me hice a mí misma dan para una crónica periodística.

Alisado con queratina: Es caro, muy caro, y además no podrás lavar tu cabello aproximadamente durante tres días, aunque te dejará el cabello más lindo que el de la misma Cleopatra, este tipo de tratamiento utiliza dentro de su coctel de químicos, el malhadado formol del que te hablé antes. Así que hay que tomarlo con pinzas.

Alisado japonés: No todo es necesariamente terrible para nuestra salud, esta técnica desarrollada en Japón consiste en la reestructuración termal o ionica del cabello, asumiéndolo como una suerte de escultura que es susceptible a ser reparada con la ayuda de elementos como el oro, la seda y el cobalto. Te estoy hablando de una técnica en verdad innovadora, algo que hacen las súper modelos, pero que no está necesariamente fuera de nuestro alcance, no obstante, si eres como yo, disfrutarás de la sensación de intimidad que te brinda peinar tu propio cabello.

¿Cómo funcionan los alisadores de pelo?

Estoy segura de que ya sabes cómo usar tu alisador de pelo, debes haber estado haciéndolo durante años, así que sobra decirte que antes de usar cualquiera de los diferentes tipos de cepillos alisadores de pelo, debes cerciorarte de retirar suficiente humedad, si es que acabas de ducharte, o de agregar la cantidad justa, si es que planeas alisarte de emergencia en medio de la tarde.

La explicación que estoy a punto de darte puede no ser la más científica, pero me ayudó a entender la forma en la que funciona mi propio pelo, así que atención; ¿has visto como algunas veces cuando intentamos sacar las arrugas de una prenda con la plancha debemos agregar una cantidad mínima de agua o vapor para que el planchado funcione? La razón es simple, con la cantidad adecuada de humedad las fibras textiles se distensionan y permiten que el calor las reorganice.

Con el cabello es exactamente lo mismo, por eso los mejores cepillos alisadores comparten una característica básica: nos permiten graduar la temperatura prácticamente al dedillo, asegurándonos la posibilidad de equilibrar de manera perfecta la cantidad de humedad que agregamos y la cantidad de calor que necesitamos para que nuestro cabello quede perfecto.

Cuidados que debo tener con mi alisador de pelo

Después de leer cientos de cepillo alisador eléctrico opiniones llegué a la conclusión no muy feliz de que el sentido común no necesariamente es el más común de los sentidos, así que con la intención de ahorrarte una vergüenza y de paso una pasta, te voy a dar un par de consejos que pueden venirte de maravilla. Si sientes que son demasiado obvios, salta al siguiente subtítulo, pero créeme algunas chicas como yo habríamos apreciado leer esto antes.

  1. Estamos hablando de un electrodoméstico que emana calor: Así es, suena muy obvio, incluso algunos de los modelos incluyen guantes diseñados específicamente para evitarnos quemaduras. ¿Recuerdas que más arriba dije que había sido la feliz propietaria de un cepillo alisador profesional? Pues bien, después de usarlo lo guardé entre mi bolso, así sin más y un tupper vacío que tenía allí se derritió y se adhirió irremediablemente a mi artilugio de belleza
  2. Se trata ante todo de una pieza de ingeniería muy delicada: Algunos de los cepillos para alisar el cabello operan con un sistema de microplacas de cerámica a través de las cuales irradian el calor de manera uniforme. Literalmente se trata de cerámica, así que una caída accidental puede desportillar el sistema y hacer que su eficiencia se reduzca significativamente
  3. La mayoría de los plásticos se funde a 90 grados centígrados: Es cierto que nuestro cepillo puede ir hasta los 450 grados en el mejor de los casos, pero aunque nuestra cabeza debería ser un indicador suficientemente preciso de que estamos abusando del calor, a veces pasa que olvidamos el cepillo y lo dejamos encendido mientras atendemos otra tarea. Bastarán 30 minutos de descuido para que el material en que fue fabricado nuestro adminículo de belleza empiece a sufrir daños graves

Cinco características muy deseables en tu próximo alisador de pelo

Ya te dije desde el principio que no basta con que caliente y te deje el pelo bonito. Al menos en eso coincido con la mayoría de las cepillo alisador opiniones que pueden leerse en internet, de las cuales te hice una bonita y útil síntesis que voy a resumirte en cinco características elementales:

  1. No sólo nosotras sufrimos por el sobrepeso: Yo estoy en muy buena forma, pero no soy boxeadora profesional y tengo que admitir que cualquier cepillo que pese más de 600 gramos hace muy difícil la tarea de alisarme el cabello durante mi rutina diaria. Yo sólo invierto 15 minutos al día, pero el movimiento repetitivo con una pesa caliente sobre mi cabeza no es algo que me atraiga en lo absoluto
  2. El control lo es todo: De nada sirve que tengamos el poder del sol sintetizado en un bonito cepillo para el cabello si no tenemos la posibilidad de graduar la temperatura a nuestro antojo. Atención a este detalle, entre mejor sea tu cepillo más opciones para controlar la temperatura va a ofrecerte
  3. La cerámica te garantiza puntas saludables: Este sistema es mágico, así que asegúrate siempre de que tu cepillo para alisar el cabello tiene un revestimiento de cerámica, las puntas de tu cabello sabrán agradecértelo
  4. Los iones también molan: No estoy muy segura de cómo funciona este sistema, pero puedo decirte que le da un aspecto súper sedoso a mi cabello, lo que la cerámica hace por las puntas del cabello, los iones lo hacen por el cuerpo
  5. Apagado automático: Tengo dos hijos pequeños, un marido que vive en las nubes y dirijo mi propio negocio, es normal que a veces se me olvide que he dejado el cepillo de alisar el cabello conectado y encendido a todo cañón por atender el teléfono o a uno de los niños, así que esta característica sí que puede llegar a ser importante en algún momento

¿Cuál es el mejor cepillo alisador?

Comprar cepillo alisador no debería ser tan complicado, pero nada es sencillo cuando estamos hablando de la salud de una de nuestras armas de seducción masiva más importantes. Debes considerar no sólo lo que ya te he dicho, sino además variables como el peso y si el sistema por el que nos hemos decantado es el ideal para nuestro cabello.

Recuerda que no es lo mismo una plancha que un cepillo y que aún en sus mejores versiones cada sistema tendrá sus propias ventajas y desventajas de acuerdo a nuestro caso, no vamos a hablar todavía del cepillo alisador precio, porque aunque es cierto que la crisis no termina de amainar, invertir entre 20 y 50 euros no debería resultarnos tan prohibitivo considerando todo lo que un buen instrumento de belleza puede hacer por nosotros.

Ya te presentaré la síntesis de las cepillo eléctrico alisador de pelo opiniones de varios cientos de usuarias que como yo probaron varias marcas y modelos y finalmente se decidieron por uno u otro en función de lo que les resultaba más conveniente, bien por su tipo de cabello, o el uso diario que le daban al peine.

Ya debes estar lista para hacer tu compra

A continuación voy a presentarte cinco modelos de alisadores para el cabello distintos, todos ellos en general tienen características muy deseables, habría querido escoger uno para cada tipo de cabello, pero vamos, ya dije antes que hay tantos tipos de cabello como personas en el mundo y ni así lograría cubrir este universo tan amplio. Lo que sí logré hacer fue condensar en esta pequeña muestra los más sobresalientes.

Te recomiendo especial atención a las variables que mencioné antes, es decir, al peso, al control que podrás ejercer sobre la temperatura, al sistema de calefacción que usará tu cepillo, a si tiene o no revestimiento de cerámica, pero no olvides que se trata de una sociedad, aún el cepillo más costoso del mercado podría no ser el adecuado para ti. Necesitas un cepillo que responda a tus necesidades específicas como usuaria.

No es un mercado en el que los precios sean demasiado altos, por lo que por regla compraremos siempre todo nuevo, y en lo personal, aunque disfruto mucho comprando electrodomésticos de segunda mano, lo mismo ropa, no sé si me la jugaría por esta opción en el caso de esta compra tan particular. Hay algo demasiado intimo en los peines para alisar el cabello, o al menos así lo veo yo.

Dicho todo, o casi todo, te dejo con mi selección de los cinco cepillos para alisar el cabello más interesantes que llegué a probar, espero que mi pequeño ejercicio de curaduría te resulte útil y te ayude a tomar la mejor de compra, y lo más importante, que lleve a tus anaqueles un artilugio que más que una herramienta, termina convirtiéndose en uno de nuestros aliados de belleza más importantes.

 

1. AsaVea A2 Revisión

Se trata de un producto bien balanceado, en general su peso nunca fue un problema para mi, y lo mejor es que su sistema de cerdas demostró ser mucho más eficiente que el de la plancha tradicional que tenía antes, es decir, la superficie de contacto fue siempre mucho mayor y me permitió estar lista en cuestión de segundos. Sin embargo, no fue la opción ideal para mi caso debido al volumen natural de mi cabello.

Ventajas: No sé cómo lo hicieron, pero se las ingeniaron para diseñarlo de tal modo que sea imposible que el cepillo queme tu piel por accidente, cosa que solía pasarme muy a menudo con mi plancha tradicional. Además, este modelo funciona con voltaje universal, por lo que no importará si estás en España o Estados Unidos, él se acomodará a los 110 o 220 V respectivamente.

Tiene incorporada una función de apagado automático que desactiva el cepillo después de 30 minutos de operación y además utiliza la tecnología MCH ‘Metal Ceramics Heater’, razón por la cual tus puntas estarán siempre perfectas.

Desventajas: Aunque quizás el dinero no es la variable más importante en este producto, es cierto que cuesta casi el doble que algunos de los otros cepillos que reseñé, razón por la cual deberías igual pensártelo si es que tuvieras que escatimar un poco en tus gastos. A mi en lo particular me consternaba el tiempo que tardaba en calentarse el sistema, aunque el fabricante prometía que estaría funcionando a plena marcha en un minuto, en mi caso tomaba tres o cuatro.

 

2. AsaVea VA-UK-AZ-A72212 Revisión

Cuando veas dos productos de la misma marca en el mismo conteo créeme que algo están haciendo bien, aunque en este caso, tengo que reconocer que compré este cepillo por un detalle que aunque en principio podría parecer muy superficial, con el tiempo puede convertirse en un aliado ideal para nuestra rutina de belleza. Un pequeño tablero digital que nos indica exactamente la temperatura a la que está operando el cepillo. La verdad es que este modelo siempre fue uno de mis favoritos por la posibilidad de controlar el calor con tanta precisión.

Ventajas: Definitivamente el tablero digital, en mi particular me ayudó a descubrir que la temperatura ideal para tratar mi cabello es de 365 grados farenheit, sin embargo, la posibilidad de bloquear la temperatura, y el seguro de apagado automático fueron dos características que también encontré muy útiles.

Desventajas: No sé si tuve mala suerte con los cepillos que compré de esta marca, pero siempre me pareció que tardaron demasiado en calentar, y esta opinión parece estar respaldada por otras compradoras que como yo se quejaron por el tiempo inusualmente largo que le tomó a sus adminículos de belleza empezar a operar a toda marcha.

Otra cuestión que no terminé de entender jamás, era la necesidad casi endémica de la marca de combinar el uso de nuestro cepillo con un tratamiento de aceite de coco o argán, no es que no me gusten los tratamientos complementarios, pero el resultado de mi cepillo de alisado sólo era excelente si usaba este tipo de aceites.

 

3. MiroPure CS0504 Revisión

A mí al menos eso de los iones me sigue resultando como parte del guión de algún tebeo de ciencia ficción, sin embargo, tal parece que funciona, y en el caso de este cepillo estilo plancha, funciona de maravilla. Al menos en mi caso que tengo el cabello muy rizado y a veces necesito de cerdas que interactúen a fondo con la estructura molecular de mi cabello, lo mejor es que se trata de un producto relativamente económico dentro de su franja de mercado.

Ventajas: Si tienes el cabello muy rizado como yo puede resultarte extremadamente útil para un retoque de emergencia antes de salir hacia una cita importante, su tecnología ionica de verdad tiene un efecto maravilloso sobre la sedosidad del pelo y lo que es mejor, calienta en un minuto cronometrado. En mi caso esta última característica es vital.

Desventajas: Mi romance con este peine para alisar terminó cuando me descubrí alternando indistintamente de brazo mientras me cepillaba, pesa más de lo que me gustaría que pesara, y no soy la única que lo piensa, encontré varias reseñas donde otras compradoras se quejaron exactamente de lo mismo. Además tampoco me encantó el hecho de que apenas disponemos de 5 niveles de temperatura para operar el cepillo.

Hay una cuestión que bien puede entrar en el campo del ‘sentido común’, pero recuerdo haber perdido mi guante térmico y las consecuencias en su momento si no fueron mortales, si me molestaron bastante. Es una cuestión de practicidad, pero más allá de eso, se trata de un producto muy bien balanceado que le servirá bien a la mayoría de usuarias.

 

4. APALUS HC003 Revisión

Otro gran producto que podremos adquirir por muy poco dinero. Si yo tuviera que definirlo con un rotulo le pondría ‘el cepillo de combate’. Resistió prácticamente todos mis descuidos con el estoicismo de un poeta enamorado y sin embargo, siguió operando con regularidad hasta su último día de vida útil, si bien es cierto que tiene sus limitaciones y vaya que las tiene, su relación general de costo versus beneficio funciona para mi.

Ventajas: No es definitivamente el más barato de todos los cepillos alisadores de pelo, pero está mucho más lejos de ser el más costoso, la manufactura del producto está diseñada para usuarias despistadas como yo. Estoy segura de haberlo dejado caer un par de veces desde mi propia altura y nunca se quebró ni dejó de operar. Si tu intención es usarlo de vez en cuando y sólo en casos muy puntuales, puede que esta sea la opción ideal para ti.

Desventajas: Su efectividad me parece que depende demasiado del tipo de cabello que tengas, en cuyo caso tener el cabello demasiado liso o muy rizado como el mío no le vendrá bien al desempeño del cepillo. Es curioso, pero parece haber sido concebido para cabelleras normales en el sentido literal de la palabra.

De nuevo el tema del guante me resultó poco práctico y recuerdo con algo de pena haberme sulfurado porque las planchas no elevaban la temperatura lo suficiente para alisar mis rizos más rebeldes. Sin embargo, que no sea el cepillo para mi, no quiere decir que no funcionará para ti.

 

5. Icase4u BBZJ1565-6 Revisión

Lo compré por recomendación de mi suegra y tengo que admitir que pensé que me estaba gastando una de sus bromas cuando vi el precio, que en definitiva es el más bajo de mi pequeño ejercicio de curaduría de compras, pero los resultados fueron verdaderamente asombrosos y lo mejor de todo es que trae incorporada la función del monitor LCD para controlar la temperatura.

Ventajas: No me importa tener que repetirlo, es una maravilla tener la posibilidad de ver la temperatura exacta a la que está operando tu cepillo para alisar el pelo y por supuesto, no tener que pagar demasiado por ello. Estas dos características definitivamente me fascinaron e inclinaron la balanza a favor de esta opción cuando tuve que tomar la decisión de compra.

Desventajas: En este caso no voy a hablar por experiencia propia, sino en boca de las usuarias que se quejaron, muchas de las cuales señalaron que el cepillo tarda demasiado en calentarse, y que cuando lo hace, no alcanza la temperatura adecuada para alisar su cabello. No mienten cuando dicen que pesa, ciertamente lo hace, y la verdad es que terminas adaptándote o dejándolo caer accidentalmente y viéndote obligada a probar otro modelo.

Quizás haya productos que te ofrezcan un mejor desempeño, este puede ser el cepillo ideal para tratar tu cabello de manera ligera antes de salir a la oficina y si te has quedado sin tiempo, pero no para hacerte todo un alisado semi-profesional en casa.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close