Entradas De Blog

Diferentes usos de las Hamacas de Acampar

Pocas cosas en el mundo se comparan a una buena expedición con amigos. Si fuiste un niño explorador de seguro viviste una de las mejores infancias; de la mano con la naturaleza, los animales, el clima y todas las aventuras que acampar conlleva. De las muchas actividades que podemos hacer cuando salimos a acampar una de ella es, sin lugar a duda, dormir a la intemperie: algo que nos hace sentir en contacto con la madre tierra, y sí, aunque haya gente que no traiciona la comodidad de su hogar por nada, muchos aventureros aseguran que esta experiencia es la mejor parte de las salidas a la naturaleza.

¡Ya hemos conseguido un lugar excelente para ir a acampar! Una montaña con un bosque a los pies ¿Ya tienes todo listo? El bloqueador solar, repelente para mosquitos, las mejores botas para largas caminatas, hidratación, alimentos, la mochila con insumos para emergencias y claro, no se nos puede olvidar lo más importante para el descanso: una tienda, una funda de vivac o una hamaca de acampar. Por si no sabías, hay excursionistas que prefieren dormir lo más expuesto a la naturaleza como sea posible, bien sea para disfrutar del clima o del cielo, por ello, optan por el uso de las hamacas, además de que su instalación es mucho más sencilla que la de una tienda de acampar promedio.

Sobre las Hamacas de Acampar

¿No tienes mucha experiencia con esto de las hamacas? Bueno, no te preocupes, ya que no la necesitas para instalarlas… literalmente. Esa sería el punto a favor que destacaríamos para las hamacas, pero la lista no acaba allí. Si hablamos sobre comodidad, y teniendo como rival directo a la tienda tradicional, pudiéramos balancear un poco el promedio, puesto a que la tienda tiene un factor extra de protección gracias a su techo y paredes, pero el confort del cuerpo es mayor con una hamaca; esto porque la tela logra adaptarse a la morfología de la persona, y claro, las mecidas que nos damos al acostarnos pueden la herramienta final para un descanso más placentero luego de un día completo de excursión.

Posiblemente, todavía tengamos esa imagen de las hamacas relacionada con vacaciones en la playa o cosas por el estilo, pero no, las hamacas de acampar están pensadas para la protección del usuario en exteriores. Representan una ayuda excelente cuando llevas horas buscando un sitio adecuado, y es que, con este elemento, las condiciones del piso ya no son una angustia; la mejor de las ventajas, puesto que solo los campistas saben qué tediosos puede ser la labor de conseguir un suelo en buen estado. La comodidad parece ser la característica más apegada al diseño de este objeto, y es que hasta para llevarlo es relajado; su peso es claramente inferior al de una tienda o una funda de acampar, por lo que su carga no tendrá efectos negativos si se tratan de largas caminatas o escaladas, además de que ocupa poco espacio en la mochila.

¿Una Hamaca de Acampar con más de una función?

Podemos asimilar que la hamaca para el camping solo es para dormir elevado del piso y, de hecho, muchas personas pudieran descartarlas ya que la protección del clima “no se garantiza” con este objeto, pero solo son suposiciones erradas, de hecho, cuando le creatividad se pone a nuestro favor, podemos consolidar grandes cosas, y la hamaca, por ejemplo, no queda exenta del ingenio humano. Ahora te ofrecemos algunas ideas DIY (Hazlo tú mismo) que se pueden aplicar con la hamaca en un día de acampar para que consigas resultados excelentes en tu estadía en la madre naturaleza.

La Hamaca y el Tarp: Grandes Amigos

Otro de los objetos para acampar que conseguir se llama Tarp o Toldo, y estos son también sencillos de instalar. No es más que una lona rectangular que se fija al suelo y queda como un pequeño techo para protegerse de condiciones climáticas como la lluvia o el viento, aunque el usuario reposa sobre el suelo, por lo que también debe contar con buenas condiciones… ¡Un segundo! Dijimos antes que la hamaca de camping no necesita de un suelo en buen estado ya que estará elevada, y que el tarp es un techo que puede ser fijado a gusto… entonces… ¿Por qué no combinarlos?

Al ninguno requerir de varillas para una fijación exacta, la posición puede ser a conveniencia del campista, por ello, el toldo vendría siendo un techo excelente que se puede ajustar en los mismos soportes de la hamaca, consiguiendo así una protección mucho más completa: nuestra hamaca, adecuada a nuestro cuerpo, y nuestro tarp cubriéndonos de las condiciones climáticas ¡Fantástico! Esta combinación es perfecta para una estancia sin problemas, y lo mejor de todo, es que ambos objetos son económicos y ligeros, por lo que no serán una molestia para transportarlos.

Una Hamaca como Techo:

Los materiales de fabricación siempre son temas que considerar antes de hacer la compra de este tipo de productos, precisamente porque soportarán diversas condiciones climáticas y el sol, como ya podemos saber, puede deteriorarlos con facilidad. Sin embargo, las que son de materiales excelente, están diseñadas para, incluso, regular la temperatura para que el usuario esté lo más cómodo posible. Siendo así, una hamaca claramente podría usarse de techo, y es que extenderlas es muy sencillo, y ya hablamos sobre su fijación; que es manual y al gusto del campista.

Al unir esa característica, estaríamos hablando de un objeto que tiene más de una función. Siendo así de interesante, imagina, además, contar una red antimosquitos; sería estupendo para cubrir como paredes para nuestro refugio. Entonces, no necesariamente debemos dormir elevados si tenemos únicamente una hamaca. Solo queda usar nuestra creatividad y talento de joven explorador para tener en nuestras manos un refugio acorde a nuestras necesidades de intemperie. Luego de saber que son más económicas, fáciles de llevar y multifuncionales ¿No te gustaría salir a una aventura solo para vivir la experiencia de acampar con una hamaca? De seguro que sí, y será genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close