Cocina y Comedor

Mejores Máquinas Gofres 2018

Porque los gofres nunca pasarán de moda, te contamos todo lo que necesitas saber para comprar una gofrera

Posiblemente todos tenemos en la memoria el olor de los gofres que hacía mamá en las mañanas antes de enviarnos a la escuela. Es una imagen que va más allá de lo visual, el olor de la masa humeante y el brillo casi hipnótico de la máquina de gofres sobre el mesón, son cosas de las que aunque quisiéramos jamás podríamos olvidarnos.

Vivimos días en los que la cocina apunta en una dirección totalmente nueva, cada vez somos más conscientes de los alimentos que consumimos, y tanto el azúcar, como la grasa y las harinas se han convertido en una suerte de pecados capitales, no obstante, la máquina de gofres de nuestra madre sigue reluciendo en nuestra memoria, y aunque podría no producir comida cien por ciento saludable, sigue siendo una imagen deliciosa.

Aquí entramos en una pugna con nosotros mismos, por un lado tenemos la voz de la consciencia, alimentada por la perorata de los programas de gastronomía de la televisión, queremos alimentar a nuestra familia sólo con comida orgánica y saludable, pero por otra está esa imagen, casi salida de “Ratatouille” y nos gustaría que nuestros hijos probaran esos flamantes gofres de nuestra propia waflera.

No obstante, no tienes razones para preocuparte, podemos darle gusto al impulso natural de alimentar bien a nuestra familia y a nuestro deseo natural de querer que prueben lo mismo que nosotros, una máquina gofres no tiene necesariamente que convertirse en un portal hacia la obesidad, ya te contaré no sólo como elegir la mejor, sino como sacarle todo el provecho que puedas.

Un poco de historia

Lo creas o no, el gofre ha estado con nosotros prácticamente desde la edad media, pero lo que es más interesante, es que el origen etimológico de la palabra nos remite no sólo al popular galicismo ‘gaufre’, o al popular anglicismo ‘waffle’, sino también a una raíz más profunda y que está en la cosmogonía de todos cuantos hemos comido galletas alguna vez ‘wafer’.

Una wafer no era otra cosa que la plancha de hierro con la que se fabricaban este tipo de productos panificados en la antigüedad, y aunque el diseño más popular era en efecto el de la rejilla ortogonal que conocemos, aún existen moldes particulares de panaderos y pasteleros que ‘imprimían’ paisajes o su blasón familiar en sus confituras.

En Europa y América Latina los gaufres se elaboran tradicionalmente con diferentes tipos de harina y levaduras de origen natural, sin embargo, en Estados Unidos, punto de origen de los ‘waffles’, suele utilizarse una masa con levadura química, mucho más delgada que la receta tradicional.

Es posible que sepas que los gofres más famosos de Europa son los gofres belgas, sin embargo, fue gracias los holandeses que el gofre llegó al nuevo mundo. De hecho hace parte del acervo culinario de la ciudad de ‘Nueva Amsterdam’, actualmente conocida como Nueva York, y se estima que fue esa la forma en la que eventualmente se convirtió en parte del desayuno norteamericano por excelencia.

¿Tiene sentido comprar una máquina para hacer gofres?

La respuesta a esta pregunta es un categórico sí. No podemos controlar todo lo que come nuestra familia cuando están por su cuenta, pero podemos hacer lo posible para que cada vez que consuman harinas en casa, sean sólo las mejores y en la mejor presentación posible. Una gofrera profesional usada con habilidad hará que nuestros hijos se olviden del panadero y sus madelenas.

Sé que debes estar preguntándote por cuánto te saldrá comprar gofrera, pero no te preocupes por eso todavía, ya más adelante te explicaré en detalle las variables que debes tener en cuenta para hacerte de un buen aparato, incluido el precio, por ahora, lo que tienes que llegar a conocer, son las posibilidades gastronómicas que se abrirán ante ti con esta nueva adquisición.

Estamos en una época muy extraña en la que incluso podemos comprar gofres online, pero te pregunto yo con sinceridad, ¿tiene sentido que algo tan elemental como un pastel de masa caliente tenga que salir de la internet? Claro que no y menos si podemos hacerlo nosotros mismos con los mejores ingredientes y con todo el amor que nuestra familia se merece.

No se trata sólo de pan tostado con una rejilla sobre impresa, ya verás más adelante como lo que en apariencia en una simple máquina de hacer gofres, puede servirte también para hacer cupcakes y mucho más. Te convertirás en la adoración de tu familia al tiempo que controlas de manera muy directa su dieta.

¿Cómo sacar el máximo provecho de mi gofrera?

No tendría sentido invertir en una máquina hacer gofres si es que fuéramos a hacer cupcakes aún más saturados de azúcar que los que hace el pastelero. Así que mi primera recomendación para sacar el máximo provecho a nuestra nueva compra sería empezar por invertir en los mejores ingredientes que estén a al alcance de nuestro presupuesto. Te hablo de harinas orgánicas, mieles y de ser posible conservas de fruta artesanal.

También es muy importante que te plantees en el hecho de que aunque esencialmente los gofres son los mismos desde siempre, la tecnología ha avanzado muchísimo y ahora existen gofrera 3 en 1 que te permitirán cambiar de accesorios y hornear panecillos casi como un panadero profesional, así que jamás llegarás a aburrirte en realidad.

Piensa en tu rutina vital antes de aventurarte a tomar una decisión de compra ¿cuáles son los momentos del día que compartes con tu familia? Se encuentran sólo para el desayuno y la cena, o por el contrario tienen la posibilidad de interactuar de manera sostenida a lo largo del día, si bien una gofrera eléctrica es un electrodoméstico hecho de metal, puede convertirse en un pretexto para pasar tiempo con tus hijos y enseñarles la importancia de una alimentación saludable.

No tengo nada contra los shows de cocina, de hecho disfruto mucho viendo como personas común y corrientes se convierten prácticamente en profesionales gracias al uso de herramientas de primera línea y la presión inmisericorde de chefs famosos, sin embargo, no tener la mejor gofrera o la más costosa, nos va a dar los mejores resultados, piensa siempre en tus propias necesidades.

¿Qué gofrera se ajusta mejor a mis necesidades?

Hay muchos tipos de gofreras en el mercado y aunque lo económico puede llegar a convertirse en una variable importante, es posible conseguir gofreras baratas en las diferentes plataformas de comercio electrónico, así que no deberías pensar en el dinero al menos por ahora.

En su lugar considera por ejemplo el espacio del que dispones en tu cocina, si eres un solterón que recién se mudó a un espacio minúsculo, pero acogedor en el centro de la ciudad, quizás una gofrera enorme de treinta centímetros por veintisiete no sea la mejor opción, en un lugar una gofrera silicona puede funcionar bastante bien, pese a sus limitaciones propias.

Sin embargo, si disponemos de una cocina espaciosa y podemos permitirnos un electrodoméstico que ocupe treinta centímetros cuadrados y no sólo despache gofres, sino también cupcakes y donuts, no tiene ningún sentido que nos hagamos de alguna de las gofreras baratas que hay en el mercado, lo ideal será ir por lo mejor de lo mejor y sacarle todo el provecho.

Ya descubrirás que hay prácticamente una opción diferente para cada tipo de comprador. La gofrera que se ajuste mejor a tu rutina vital y al espacio del que dispones será en definitiva la que debas comprar, pero ya te mostraré más adelante cinco modelos muy interesantes que sin lugar a dudas te llenarán de ideas a la hora de hacer tu próximo desayuno.

¿Qué características técnicas son deseables en nuestra nueva gofrera?

Si bien es cierto, que debería tratarse de un electrodoméstico que simplemente cuece una mezcla de harina, levadura y agua, si consideramos que es muy probable que no estemos el cien por ciento del tiempo al pendiente del proceso de cocción, y que el factor económico podría llegar a trasnocharnos, la cosa se complica un poco.

Pensemos primero en la seguridad, una buena gofrera incorporará por defecto en un diseño un termoestato regulador que nos ayudará a evitar accidentes o a quemar la masa, después de todo, no es poco común que estemos en la cocina y uno de nuestros hijos reclame atención, o que el móvil irrumpa en nuestra vida y nuestros gofres ardan.

La capacidad también es importante, si somos la clásica familia nuclear de cuatro miembros apreciaremos el hecho de poder preparar justamente cuatro gofres al mismo tiempo, si por el contrario, somos una pareja sin hijos, o incluso un soltero recién emancipado, nos bastará un modelo con dos rejillas.

Finalmente la eficiencia energética es muy importante, no sólo porque el mundo necesita que revirtamos de alguna manera el calentamiento global, sino porque la cuenta de electricidad puede ensancharse si compramos un dispositivo con una potencia de 1,400 vatios y sólo vamos a hornear un gofre para el desayuno.

Siempre tenemos que hablar de dinero

Aunque el gofrera precio no es una variable realmente significativa, en tiempos de crisis incluso un billete de cinco euros puede hacer que nos inclinemos hacia una marca u otra, al menos a mi me pasa así. No obstante, como la misma crisis ha movido las cosas en el mercado, es casi imposible hablarte de precios fijos, razón por la cual te hablaré de aproximaciones.

Hazte a la idea de que tendrás que invertir entre 25 y 60 euros dependiendo el modelo que elijas, no obstante, recuerda siempre que el precio que pagues será apenas la cuota inicial de tu electrodoméstico, lo realmente importante aquí será la eficiencia energética del dispositivo y cuanto ensanchará nuestra cuenta de electricidad su uso continuado.

La potencia media de estos dispositivos está entre los 700 y los 1400 vatios, por lo cual te imaginarás que si te vuelves adicto a hacer gofres y cupcakes, todo lo que te ahorres en visitas a la pastelería, terminarás gastándolo en electricidad. Más allá de los beneficios que tendrá para tu calidad de vida que puedas preparar tus propias confituras.

Invertir en el bienestar de tu familia no tiene precio, más allá de que puedas consumir más electricidad o gastarte 60 euros en una máquina que sólo usas una vez a la semana, estoy seguro de que este es el tipo de ‘juguetes’ para adulto que pueden insuflar dinamismo en tus interacciones cotidianas y generar en prospectiva, recuerdos muy bonitos.

El sentido común y nuestra nueva gofrera

Si tu madre como la mía no tenía una gofrera eléctrica, probablemente recuerdes la forma en que después de preparar el desayuno iniciaba una batalla titánica para quitar los restos de la mezcla de harina, huevo y agua con la que preparaba los gofres del desayuno. Sus aliados naturales probablemente fueron la esponjilla de metal, el jabón y un brazo con la misma convicción de los discípulos de Cristo.

Darle el mismo trato a nuestra flamante gofrera eléctrica sería cuando menos, contraproducente. No sólo porque estaríamos arruinando la superficie teflonada, sino porque si se llegase a filtrar una cantidad significativa de agua en los circuitos, no sólo perderíamos la garantía, sino que nos veríamos obligados casi por defecto, a comprar una gofrera nueva.

La mayoría de estos modelos fue concebido con un sistema de módulos que nos permite intercambiar la rejilla que utilizaremos, bien queramos preparar gofres, galletas, cupcakes o donuts. Es decir, podremos retirar la rejilla y lavarla de manera aislada al componente eléctrico de nuestra gofrera.

Si acaso por nuestro exceso de entusiasmo, el componente eléctrico de nuestra gofrera se hubiere embadurnado de la mezcla que preparamos para nuestros gofres, lo mejor será actuar con prontitud y utilizar un paño, o una toalla de papel humedecida y retirar los residuos antes de que se solidifiquen y compliquen más las cosas.

Bajo ningún pretexto deberías utilizar una esponjilla de alambre para limpiar la gofrera o sus accesorios, sólo conseguirás destruir el teflón y causarle desperfectos al aparato. Sé que puede llevar más tiempo, pero una limpieza paciente le garantizará una vida útil más larga y productiva a tu compra.

En conclusión

Todos los productos destinados a la cocina tienen un impacto directo en la calidad de vida de nuestra familia y de nosotros mismos, esa es la razón por la cual te digo que aunque el dinero es una variable importante, la calidad siempre deberá imponerse, lo que es seguro es que conocer tus necesidades reales te ayudará a tomar la mejor decisión.

A continuación te presentaré cinco gofreras distintas, cada una de ellas con sus propias ventajas y debilidades dependiendo el caso. En este punto ya deberías saber todo, o casi todo lo que necesitas para tomar una decisión de compra responsable y basada en tus necesidades específicas como usuario.

Recuerda considerar el espacio del que dispones en casa y tu rutina vital, no dejes que el entusiasmo te lleve a efectuar una compra impulsiva. No siempre el electrodoméstico más costoso es el mejor, y no siempre tener una herramienta culinaria profesional nos convierte en profesionales. Lo digo por experiencia propia.

En mi experiencia personal, desarrollar una relación directa con mi gofrera me ayudó a sacarle el máximo provecho, conozco sus bondades y sus limitaciones y no la exijo más allá de ellas. Después de todo, me interesa prolongar su vida útil, no me interesa tener que comprar una nueva, ni tener que vérmelas con el fabricante o el vendedor para tramitar el proceso de garantía. Déjate llevar por le sentido común, suele funcionar bastante bien.

Finalmente, recuerda que no sólo saldrán gofres de tu nueva gofrera, hay muchísimas cosas más que puedes hacer en la intimidad de tu cocina y lo mejor será que tendrás la libertad absoluta de escoger y manipular los ingredientes a tu antojo. Con un poco de ingenio, te ganarás el corazón de tus hijos y encontrarás la forma de involucrarlos de una forma creativa en su rutina de alimentación.

Aunque no lo sepas, podrías estar ad portas de dar un salto cuántico en términos de la calidad de la alimentación que le das a tu familia, se tratará finalmente, de una cuestión de inteligencia en tu manera de entender y utilizar esta herramienta que funciona a base de hierro y calor, y que ha estado entre nosotros desde antes de la llegada de Colón a América.

 

1. Tristar WF-2141 Revisión

Se trata de un producto de gama media perfecto para una pareja sin hijos o un soltero, su capacidad de dos gofres al tiempo nos resultará muy útil para resolver un desayuno con suficiencia. La mayoría de los usuarios apreciará el hecho de contar con 24 meses de garantía y de que en general su cuerpo de 25,5 X 14, 23,5 centímetros puede ser fácilmente almacenado en cualquier gabinete. Se trata por defecto de un producto bien concebido para la mayoría de los compradores.

Ventajas: La velocidad con la que la gofrera alcanza la temperatura útil es casi tan admirable como las asas de tacto frío que nos salvarán de las tradicionales quemaduras. Sin embargo, la mayoría de los compradores se mostró particularmente satisfecho con el termostato automático que no sólo evitará que tus gofres se quemen, sino que además funciona como una manera muy inteligente de ahorrar electricidad. La mayoría de los usuarios coincidió en que considerando el precio que tiene sus prestaciones están muy bien. Es decir, ofrece una relación costo versus beneficio optima.

Desventajas: Si tienes una familia de cuatro miembros deberás hacer el desayuno en dos tandas diferentes y terminarás perdiéndote la conversación matutina, sin embargo, si eso no fuera un problema, considera que una potencia de 1,000 vatios tratándose de una gofrera tan ‘pequeña’ puede resultar exagerada. Es importante que ni por accidente toques la superficie brillante durante el proceso de cocción, e incluso varios minutos después de haber comido tus gofres, caso contrario vas a llevarte una bonita quemadura.

 

2. Eldom St10W Revisión

La mejor amiga del soltero enamorado de los gofres o de una pareja recién empezando su vida juntos. Esta increíble maquinilta está en la capacidad de producir gofres a una velocidad notable, y lo que es mejor es que su cuerpo de plástico de alta densidad nos ahorrará millones de quemaduras y nos permitirá almacenarla prácticamente después de haberla utilizado. No sólo calienta rápidamente, también se enfría.

Ventajas: Es posiblemente uno de los productos más económicos en su línea de mercado, lo que no lo hace desmerecer en lo absoluto. Su potencia de 700 vatios la ubica por debajo de la media en términos de consumo energético y lo que es aún mejor, se trata una de las gofreras más pequeñas del mercado, sus escasos 24,8 X 24,8 X 11 centímetros harán que sea muy fácil de almacenar en cualquier cajón. A diferencia de otros modelos, el Eldom St10W está hecho de plástico razón por la que llevarse una quemadura es prácticamente imposible. Como la mayoría de las máquinas de gofres de calidad, este modelo cuenta con un termostato que evitará que accidentalmente quememos la masa.

Desventajas: Si accidentalmente la golpeas con una olla u otro elemento contundente propio de tu rutina en la cocina, es prácticamente un hecho que vas a quebrar el plástico. Sobra decir que no es el modelo recomendable para una familia numerosa. La mayoría de los compradores se mostró insatisfecho ante la imposibilidad de no poder hacer nada distinto que gofres, este modelo no goza de accesorios intercambiables.

 

3. Domo DO 9047 Revisión

Estamos hablando de una máquina de hacer gofres de primera línea y en consecuencia también un poco más costosa que otros modelos. Sin embargo, es también un dispositivo lleno de ventajas tecnológicas que deberían facilitar la preparación eficiente de unos buenos wafles a la hora del desayuno. Eso sí, es mejor que prepares un espacio amplio para almacenarla, porque se trata de un aparato voluminoso en comparación de otros modelos con funciones similares. Nos encontramos frente a un modelo ideal para una familia, cualquier usuario experimentado será capaz de preparar dos tandas de cuatro gofres en cuestión de cinco minutos.

Ventajas: La mayoría de los compradores asegura que es prácticamente imposible que los gofres se peguen a la superficie aislante, si eso no fuera lo bastante atractivo, la misma cantidad de usuarios aseguró que jamás se les había quemado una sola confitura y que lo mejor es que a diferencia de otros modelos que queman el azúcar, la Domo DO 9047 simplemente lo carameliza. Al parecer, es prácticamente imposible quemar los gofres usando esta máquina.

Desventajas: En promedio pagarás el doble de lo que pagarías por otros modelos, además la cuenta de electricidad se ensanchará gracias a sus 1,400 vatios de potencia. Aunque puede parecer una nimiedad, muchos de los compradores se mostraron insatisfechos al recibir su máquina de hacer gofres con instrucciones en todos los idiomas menos en castellano, el fabricante no ofrece información específica sobre este aspecto. Como el mecanismo de planchas no es desmontable, podrías encontrar alguna dificultad cuando tengas que limpiar el aparato.

 

4. Orbegozo WL 2000 Revisión

Se trata de una máquina de hacer gofres y basta. Su diseño sencillo nos recuerda que no estamos jugando a Masterchef sino preparando el desayuno, lo cual en un contexto muy específico puede llevar a salvarnos el día. Se trata de un producto ideal para una pareja sin hijos o un soltero que recién está aprendiendo a hacerse el desayuno por su cuenta. En términos generales nos encontramos frente a un dispositivo que ofrece una relación bastante decente de costo versus beneficio.

Ventajas: Funciona bastante bien según la gran mayoría de sus compradores, de hecho, la velocidad con la que calienta la mezcla es reseñada con entusiasmo. Su termostato automático evitará que quememos nuestros gofres aún si los desatendemos por un par de minutos y sus medidas de 21 X 22 X 11 centímetros la hacen perfecta para el espacio disponible en cualquier departamento moderno en que el espacio brille por su ausencia.

Desventajas: A la hora de limpiar las planchas nos veremos obligados a tener mucho cuidado, puesto que es imposible desmotarlas del resto de la máquina para hacer gofres. Algunos compradores se quejaron de la longitud del cable y de las dificultades que eso les causó debido a la disposición específica de su cocina. Por alguna razón los fabricantes no parecen haberse tomado la molestia de traducir las instrucciones al español, o al menos eso aseguran algunos compradores insatisfechos que han debido aprender por su propia cuenta a utilizar su máquina de hacer gofres.

 

5. Russell Hobbs 24620-56 Revisión

Hay que aceptar que es un poco costosa, pero resulta ser la síntesis de tres máquinas en una sola. Con esta herramienta de cocina podremos hacer no sólo los mejores gofres, si cambiamos el accesorio de la plancha, podremos también hornear unos cupcakes o hacer unas donuts caseras. No es poca cosa, si consideramos que podemos llegar a aburrirnos pronto de los clásicos gofres belgas.

Ventajas: Poder retirar la rejilla sobre la que tiene lugar la cocción nos garantiza que el proceso de limpieza de toda la máquina de gofres sea relativamente sencillo. Sin embargo, la característica que pone a la Russell Hobbs 24620-56 sobre cualquier otro modelo competidor es la posibilidad de cambiar de accesorios y utilizarla para hacer diferentes productos panificados.

Su potencia de 900 vatios se encuentra dentro de la media de los productos de esta línea del mercado, así que aunque la inversión inicial será un poco alta, en prospectiva nos ahorraremos algún dinero en consumo eléctrico, algo que sin duda te gustará es que si registras el producto en línea obtendrás un año extra de garantía a los 2 que debe darte el fabricante por ley.

Desventaja: Cuesta el doble o el triple que una gofrera sencilla dependiendo si la encontramos en alguna oferta. Aunque las instrucciones se encuentra en internet, algunos usuarios se quejan de que su máquina de hacer gofres ha venido sin manual. Su cable de apenas un metro de longitud resultó convertirse en una dificultad para algunos de los compradores.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close