Mejores Picadores de Carne 2018

Si estás buscando una picadora de carne por internet, no dejes de leer este artículo

La época en la que picábamos la carne usando un molino manual quedó atrás hace mucho tiempo, sin embargo, no por eso tenemos que resignarnos a dejar de consumir las mejores hamburguesas caseras. Esta es la razón por la que muchos de nosotros, movidos posiblemente por la nostalgia o por el apetito, hemos decidido fijar la vista en una picadora de carne eléctrica.

Sin embargo, para tomar la mejor decisión de compra siempre es necesario que consideremos tantas variables como sea posible, no querríamos bajo ninguna circunstancia terminar comprando una costosa picadora de carne profesional si es que el único uso que vamos a darle es el de preparar las hamburguesas de los domingos.

Y en las antípodas, tampoco querríamos terminar haciéndonos de una máquina de picar carne manual si lo que estamos es a punto de abrir un chiringuito en la playa donde vamos a vender hamburguesas en el verano. Así que presta mucha atención, estoy por revelarte todo lo que necesitas saber antes de tomar una decisión de compra.

¿Qué uso le vas a dar a tu picador de carne?

Ya sabemos que picar carne, pero lo importante es ¿en qué contexto? Se trata de un hobby pasajero de asar hamburguesas caseras los domingos, estás por empezar la carrera de gastronomía o simplemente necesitas una herramienta fiable que te ayude a procesar la carne de las meriendas familiares.

De esta respuesta dependerá en buena medida la franja del mercado en la que debas poner tu atención, pues así como puedes encontrar picadoras de carne baratas, hay verdaderas piezas de ingeniería que no son por cierto nada económicas, y que en prospectiva terminarían por hacerte incordiar con tu decisión.

Voy a suponer que como yo, eres un usuario intermedio, que no ha decidido invertir cien euros en una trituradora de carne nada más porque se emocionó viendo un capítulo de Masterchef, sino que por el contrario, tienes algún grado de preocupación por la forma en que se procesan los alimentos que llegan a tu mesa y estás convencido de que la calidad de vida de tu familia depende tomar buenas decisiones.

Antes de presentarte una selección razonada con cinco muy buenas opciones de máquinas picadoras de carne, voy a explicarte algunas cosas que quizás quieras saber sobre el funcionamiento y cuidado de este utensilio, que te ayudarán a tomar consciencia sobre aspectos fundamentales antes de tu compra.

¿Cómo funciona una picadora de carne doméstica?

Las cosas no han cambiado mucho desde el siglo XIX, cuando el ingeniero alemán Karl Drais ideó un mecanismo que valiéndose de un tornillo ayudaba a trocear y procesar y picar de manera más o menos uniforme la carne, posiblemente la diferencia más significativa entre el diseño original de la picadora de carne manual y las máquinas de nuestros días sea la inclusión de un motor eléctrico.

El funcionamiento básico de cualquier picadora de carne consiste en el accionamiento de una palanca giratoria que mueve un eje en espiral sin fin que empuja los trozos de carne hacia una retícula con orificios de donde la carne sale convertida en trozos más pequeños o tiras. Imagínatelo de alguna forma como un colador en el que la carne llega como un músculo y sale del otro lado convertida en una masa moldeable perfecta para hamburguesas.

Esta es la razón por la cual es posible que tengas el recuerdo de que en las antiguas carnicerías la máquina para picar carne funcionaba por asociación con la embutidora, de hecho, descubrirás que tu próxima adquisición es la mejor forma de hacer salchichas caseras o cualquier otra delicia que se te ocurra.

Por supuesto, hoy en día no hace falta darle vuelta a la manivela durante horas, la mayoría de las máquinas modernas incorpora una fuerza motriz constante muy considerable que oscila entre los 0,5 y los 3 caballos de fuerza, Creo que no sobra decirte que no se trata de un juguete, y que de hecho cualquier máquina picar carne pueden triturar lo mismo un teléfono inteligente o un dedo en caso de descuido.

Recomendaciones de seguridad

Te aseguro que no quieres tener un accidente con una de estas máquinas, presta atención a las siguientes recomendaciones y es muy probable que nunca tengas que preocuparte por nada diferente al aderezo de tus hamburguesas. Recuerda que el sentido común está allí para mantenernos a salvo de nosotros mismos, pero a veces fallamos en ponerlo en práctica.

  1. Evita obstrucciones en el mecanismo de picado: Te recomiendo cortar la carne en cubos pequeños de no más de cuatro centímetros, eso evitará que el tornillo sin fin se bloquee y que por instinto decidas introducir tus manos intentando liberar el mecanismo. Esto último es una muy mala idea y no deberías hacerlo bajo ninguna circunstancia
  2. Recuerda que se trata de un electrodoméstico: A veces el aspecto macizo de este tipo de aparatos puede resultar engañoso, no olvides que se trata de una máquina impulsada por electricidad y que aunque desearíamos meterla bajo el agua caliente para sacar las fibras de músculo remanentes, no es una posibilidad real
  3. Estás cocinando, no dirigiendo una teleconferencia: A veces las cosas más obvias son las que olvidamos, y eso fue exactamente lo que me sucedió con mi SmartWatch. En un giro macabro de las hamburguesas, mi reloj se deslizó accidentalmente dentro de la picadora y mi juguete para picar carne se devoró mi juguete para revisar el correo electrónico. Evidentemente la cena se echó a perder
  4. La asepsia es un punto crucial: Recuerda que los residuos de carne pueden descomponerse y ser el caldo de cultivo de bacterias peligrosas para tu salud, si no limpias con cuidado las aspas después de cada uso, podrías ser víctima de una intoxicación y poner en riesgo a tu familia

Recomendaciones operacionales de la picadora

A mí en particular me encanta la idea de estrenar utensilios de cocina, pero aunque quisiera hacerlo todos los días, sabemos que eso no es posible, por eso el mantenimiento de nuestra picadora de carne es fundamental. Por esa razón y para prolongar la vida útil de tu electrodoméstico, te recomiendo que tengas en cuenta lo siguiente:

  1. Agrega la sal a la carne después de haberla picado: Es un error común agregarle la sal a la carne antes de introducirla en el picador, sin embargo, lo que quizás no sabías es que los cristales de sal pueden ser altamente abrasivos y desgastar o incluso obstruir el mecanismo de tu picadora eléctrica
  2. Presta atención a los residuos de comida: No sólo porque pueden generarte problemas de salud, sino porque si se acumulan en demasía bloquearán el rotor del motor de tu picadora de carne, es importante asegurarte de mantener el área de procesamiento limpia si no quieres enfrentar molestas consecuencias
  3. Sigue las instrucciones del fabricante: No es una nave espacial, pero igual se trata de un dispositivo de ingeniería más o menos complejo, y lo más importante, en la mayoría de los casos la garantía tiene limitaciones importantes sobre la participación del usuario. Seguir el manual de instrucciones puede evitar, que como yo, te veas obligado a resignar la garantía y a apañártelas por tu cuenta
  4. Pasa la carne más de una vez: Si quieres obtener los mejores resultados posibles con la carne, pasarla más de una vez por la picadora te asegurará un resultado más homogéneo y moldeable, bien estés preparando hamburguesas o salchichas caseras, una mezcla de textura constante será algo que tus comensales sabrán agradecer

Comprando la mejor picadora de carne

Estamos hablando de un electrodoméstico que se encuentra en el rango de los 60 y los 200 euros en su versión doméstica, razón por la cual en algún momento quizás consideremos comprarla de segunda mano, no obstante, en lo personal, yo no me arriesgaría a comprar picadora de carne usada si no conozco muy bien al dueño anterior.

Puede parecer quisquilloso de mi parte, pero al menos yo no pondría en venta mi picadora de carne, se trata de un adminículo de cocina muy personal, al que si un usuario descuidado maltrató con anterioridad nos lo va a hacer pagar muy caro, bien sea porque el motor ha perdido fuerza, o porque una bacteria de la carne se alojó en el sistema de picado.

Si no te importa el maquina de picar carne eléctrica precio y realmente quieres hacerte de una herramienta de buena calidad, mi recomendación es que busques ahorrar pescando una oferta en alguna plataforma de ventas digital, o incluso en alguna tienda departamental, suele haber buenos precios en fechas como Black Friday o los Cyber Mondays.

El precio de picadora carne guarda cierta relación con su calidad, y en este apartado te voy a decir dos cosas que me ha dicho mi madre, la primera es que ‘lo barato sale caro’ y la segunda que una relación tan intima debería ser ‘para toda la vida’. De hecho, mi madre tiene una picadora manual y se la heredó mi abuela, así que se lo toma muy en serio.

Este por supuesto no es mi caso, pero ha sido culpa mía. Pese a que escogí uno de los mejores productos del mercado, le di un uso descuidado a mi picadora de carne y rematé la relación dejando caer mi SmartWatch accidentalmente dentro del área de procesamiento. El cariño y el sentido común van a ahorrarte horas de sufrimiento con cualquier electrodoméstico.

Hora de sincerarnos ¿realmente necesito una picadora de carne?

Creo que todos conocemos el concepto de ‘compra impulsiva’. Hemos caído una y otra vez en manos del departamento de mercadotecnia de alguna fábrica que nos vende una ficción parecida a esta ‘Designed in California, Made in China’ y terminamos adquiriendo en un cómodo abono mensual una computadora hipertrofiada para nuestras necesidades reales.

Puede sucedernos lo mismo en la cocina y no sólo porque cada vez veamos más espacios televisivos captados por shows como Masterchef o Hell’s Kitchen, donde nos bombardean con la idea de que cocineros amateurs con las herramientas adecuadas pueden convertirse en estrellas culinarias, sino porque es una tendencia mundial, la cocina es la nueva sala de estar, y todos queremos brillar un poco.

Sé que puede sonar un poco despectivo, pero la verdad es mi primera picadora de carne la compré movido por un programa de estos. Después de darle vueltas durante un segundo y medio, decidí saltar a la computadora y comprar una exactamente igual a la que acababa de ver en la televisión. El resultado era predecible, me hice de una bonita herramienta para procesar alimentos que cualquier restaurante habría envidiado.

Después de invitar a cenar a la familia y los amigos cercanos y haber mejorado notablemente en mi técnica, noté con tristeza que el polvo empezaba a acumularse sobre mi picadora, entonces ocurrió el desastre en el que mi reloj inteligente se convirtió en hamburguesa y abandoné por un periodo considerable de tiempo la idea de procesar mi propia carne.

La razón por la que compré una segunda picadora de carne es porque comprendí que podía tomarme las cosas con un poco más de calma, la cocina lenta o ‘slow food’ realmente puede elevar nuestra calidad de vida, y como trabajo desde casa, puedo hacer cosas por mi mujer y mis hijos que de otro modo serían imposibles. Comer bien es un privilegio, aunque debería ser un derecho.

¿Mejorará una picadora de carne la calidad de lo que como?

En principio se trata simplemente de una herramienta, pero si la sabes utilizar te permitirá procesar tus cortes de manera original y específica, permitiéndote tener el máximo control sobre la calidad de la carne que consumes. En mi casa consumimos proteínas de origen animal un día de por medio, así que el efecto que tuvo la picadora fue muy positivo.

Aprender nociones básicas de cocina sin lugar a dudas es más divertido si contamos con una herramienta eficiente, piénsalo de la siguiente manera, lo que hoy son unas hamburguesas caseras con nuestros hijos, mañana puede ser un tartar de carne, y así sucesivamente, las posibilidades son prácticamente ilimitadas.

Cuando descubras que no sólo puedes procesar carne de bovino y porcino, sino que de hecho puedes pasar cualquier tipo de carne, incluyendo pollo y algunos tipos de pescado, tu cocina definitivamente alcanzará otro nivel. Las maravillas que he preparado yo con los trocitos remanentes del pollo, me han valido aplausos de mi familia y de mis amigos.

En definitiva se trata de ponerle ahínco a la situación, es cierto que no todos tenemos tanta disponibilidad de tiempo, ni entusiasmo para modificar la dieta de nuestra familia, pero la verdad sea dicha, la calidad de vida de mi familia aumentó significativamente gracias a las posibilidades que nos dio la picadora de carne.

En conclusión

Dependerá en buena medida de tus rutinas vitales si es una buena idea o no comprar una picadora de carne casera, sin embargo, si ya estás decidido a invertir entre 60 y 200 euros en una unidad, lo mejor será que sepas sacarle todo el jugo posible. No te dejes amilanar si al principio tu carne parece una masa amorfa y poco apetitosa, ya encontrarás el equilibrio en su momento.

Recuerda que no se trata baja ninguna circunstancia de un juguete, de hecho es un electrodoméstico que mal utilizado puede causarnos heridas muy serias, todas tus interacciones con él deberían estar mediadas por el sentido común y sobre todo por el respeto con los ingredientes.

La mejor picadora de carne para ti no necesariamente es la que sale en los shows de cocina, ni tampoco la más costosa, si eres un usuario novato, quizás hasta disfrutes utilizar una picadora manual, puede ser una manera original de ejercitarse y al final, la carne quedará tan buena como utilizando una eléctrica.

Tener herramientas costosas en tu cocina no te convierte por gracia divina en cocineros profesionales, tardará algún tiempo que podamos manejar con propiedad nuestra picadora, y mucho más que una receta nos salga a la perfección, así que ten paciencia y no abandones lo que podría convertirse en el principio de una aventura que mejore mucho tu calidad de vida.

Ya sabes prácticamente todo lo que tienes que saber para tomar una decisión de compra razonada, sólo hace falta que salgas a explorar el mercado y sopeses cual es la opción que te ofrece la mejor relación costo vs beneficio. Es muy importante que mantengas la mente abierta y sobre todo que seas sincero contigo mismo.

 

1. Sunmile SM-G35 Revisión

Su precio es sin duda uno de los más cómodos del mercado. Su aspecto estilizado la convertirá en una protagonista casi inmediata de tu cocina. De hecho, es un modelo muy bonito, aunque probablemente no el más adecuado si eres un usuario con necesidad de procesar mucha carne, sin embargo, te servirá más que bien, si planeas usarla para preparar unas hamburguesas de vez en cuando, o porcionar la carne de la semana. En general se trata de un utensilio de cocina ideal para novatos.

Ventajas: La síntesis sería más o menos la siguiente, es una picadora de carne ‘buena, bonita y barata’, sin embargo, más allá de eso, no es mucho lo que pueda agregar, salvo que su aspecto exterior la convierte casi en una pieza decorativa. Es la opción ideal si no vas a tomarte muy en serio eso de la ‘cocina lenta’ y las implicaciones prácticas que puede tener procesar tu propia carne. Su motor puede parecer pequeño, pero en realidad funciona de maravilla y no consume demasiada electricidad.

Desventajas: No fue mi caso, pero leí las opiniones de varios usuarios insatisfechos en los Estados Unidos que compraron esta picadora de parte para sus cabañas y se encontraron con la sorpresa de que resultaba insuficiente para procesar por ejemplo una liebre entera, un jabalí o un ciervo. Es apenas natural que un motor de este tamaño no pueda con una presa de ese tamaño, pero es cuestión de sentido común y de advertir las capacidades reales de nuestro aparato.

 

2. Aicok AZ-MG088 Revisión

Empezamos a adentrarnos en el mundo del instrumental de cocina y sus precios galopantes, por aproximadamente el triple del precio que en el caso anterior, estaremos haciéndonos de una picadora de alimentos eléctrica, con la que podremos hacer salchichas, kubbe, fideos o lo que sea que se nos ocurra. Se trata en verdad de una herramienta multifuncional que un usuario intermedio puede llegar a disfrutar muchísimo.

Ventajas: El fabricante ofrece 2 años de garantía por desperfectos de fábrica, lo cual es un alivio considerando el precio, no obstante, la característica más llamativa de este modelo con respecto a sus pares de otras marcas, es la facilidad del mecanismo de limpieza, bastará con mover dos o tres piezas y prácticamente tendremos en nuestras manos todo cuanto entró en contacto con la carne. Los accesorios que vienen incluidos para los diferentes usos que tiene nuestra picadora son en definitiva una ventaja, de alguna manera dirigen nuestra creatividad y nos ayudarán muchísimo a innovar.

Desventajas: Aunque con algo de suerte la encontraremos en oferta, su precio es sensiblemente alto y su diseño ciertamente no es atractivo, tiene un aire institucional que puede no combinar bien con una cocina sofisticada. Muchos usuarios se quejaron del hecho de que los blanqueadores con cloro decoloraron el aluminio y que en general, algunos productos de limpieza cambiaron el color del aparato. Otra desventaja es que a comparación de otros modelos puede resultar un tanto ruidosa para algunos usuarios.

 

3. Aicok MG 2430RB Revisión

Créeme que cuando una marca logra posicionar dos de sus productos en un listado de cinco es porque algo están haciendo bien, Aicok quizás no diseñe sus picadoras de carne pensando en un museo de diseño industrial, pero, sí que piensa en las necesidades de sus clientes. Este producto sin lugar a dudas, no defraudará a ningún usuario intermedio e incluso sorprenderá a algún carnicero experimentado. Es uno de los productos que mejor relación costo vs beneficio ofrece en el mercado.

Ventajas: Resulta un producto ideal para un usuario casero que no quiera exigir demasiado rendimiento, es una picadora pequeña, así que no se convertirá en un problema de almacenaje, o en un cuerpo estorboso en medio de tu cocina, pica con facilidad y en general es bastante fácil de limpiar. Si tu plan es tirar un filete entero, obviamente sin el hueso, la máquina va a estar a la altura de tus expectativas y va a procesarlo en cuestión de segundos, su motor en definitiva es muy potente.

Desventajas: Algunos usuarios señalaron que se calienta un poco, bastan cinco minutos de uso intenso para que notemos como se eleva la temperatura. Además se trata de una máquina un poco ruidosa y aunque no llega a trabarse mientras procesa la carne, llega a generar esa impresión. Es necesario lavar las piezas a mano o si no se pone en riesgo el cromado. No es un electrodoméstico costoso, pero hay opciones que ofrecen las mismas prestaciones por una fracción del precio.

 

4. Homgeek JSMG 303-120 Revisión

Su motor de 1,200 vatios es toda una maravilla de la ingeniería, tiene más de la potencia que necesita para cumplir su función principal que es triturar carne. Este producto es en definitiva uno de los más interesantes en su línea de mercado, ideal si quieres meterte de lleno a experimentar con la carne y las cosas que puedes preparar en casa, no importa si son salchichas, kubbe, fideos o hamburguesas.

Ventajas: De las cinco opciones que voy a presentarte es la que te ofrece una mejor relación de costo vs beneficio, además es la que tiene un kit complementario de accesorios con más opciones. Si eres un curioso con tiempo de sobra, te vendrá de maravilla aprender a usar cada uno de los adminículos y aprovechar al máximo las posibilidades de esta picadora de carne. Además es fácil de lavar y se almacena sin generar demasiados problemas de espacio.

Desventajas: 1,200 vatios de potencia son prácticamente una moto en miniatura. Créeme, si te toma con la guardia abajo, el sonido va a hacerte dar un salto al lado, este posiblemente es el mayor problema que nos encontraremos. No todas las piezas están fabricadas en acero inoxidable, algunas son de aluminio, razón por la cual deberemos ser especialmente cuidadosos con ellas durante el proceso de limpieza. Esta última característica la resienten algunos usuarios que se quejaron de la facilidad con la que se oxidaron sus cuchillas y de la necesidad de secarlas tras finalizar el proceso de lavado.

 

5. Bosch MFW67440 Revisión

La reputación que precede a esta marca a nivel mundial es garantía de que nos encontramos ante un producto de primerísima calidad, aunque algunos compradores tuvieron experiencias negativas, la generalidad de las reseñas que pueden encontrarse en internet sobre esta picadora de carne son muy entusiastas. El precio nos habla de un producto macizo, que si bien no es de uso profesional, tiene prestaciones de primerísimo nivel. Aunque posiblemente se trata de un producto costoso, la relación costo vs beneficio no es inconveniente en lo absoluto.

Ventajas: Si eres como el 80% de los usuarios de internet no experimentarás ningún odioso defecto de fabricación y la garantía de 2 años te cubrirá de cualquier eventualidad, la potencia de su motor bastará para que arrojes todos los filetes de la compra de la semana y los proceses sin mayores dificultades. Todo el mecanismo de limpieza es súper intuitivo y no deberías tener mayores problemas en dejarla impecable después de cada uso. Aunque no es recomendable arrojar huesos o tendones, algunos compradores reportaron haberlo hecho exitosamente sin que su picadora sufriera daños.

Desventajas: Por alguna razón los diseñadores industriales detrás de esta picadora de carne no han caído en cuenta de fabricar la bandeja de suministro en un material más resistente que el plástico. Es probable que se llegue a quebrar después de algunos usos. Algunos compradores se quejaron de que las cuchillas no estaban lo suficientemente afiladas y por esa razón la carne terminaba quedándose atascada y haciendo que la picadora vibrara y se moviera peligrosamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close