Mejor Ventilador USB 2019

Es muy probable que si no eres un millenial la idea de conectar un ventilador por USB a tu ordenador personal pueda resultarte extraña, o aún demasiado excéntrica. Sin embargo, para una generación que nació con la computadora debajo del brazo, es casi natural que todo, o casi todo por lo menos, se convierta en una extensión de su PC.

Sin embargo, podríamos preguntarnos ¿por qué habríamos de conectar un ventilador a nuestra computadora? La respuesta es sencilla, para refrescarnos. Tal como un ventilador de mesa ordinario, un ventilador USB mueve sus aspas para generar una pequeña corriente de aire fresco cuyo objetivo es justamente refrescarnos.

La diferencia eso sí, es su portabilidad y su fuente de alimentación. A diferencia de los dispositivos a los que estaban acostumbrados nuestros abuelos, un ventilador de USB no requiere un cable de corriente alterna, ni estar pegado a la pared, una gran ventaja si, como marca la tendencia, estás en la onda del home-office y quieres escaparte una tarde de verano a trabajar desde la playa.

Pero aún si no es así, si fueras un burócrata dedicado al oficio contable, también encontrarás de mucha ayuda un mini ventilador USB para PC que puedas adosar a tu computadora para hacerte más llevadera una tarde calurosa en la oficina, donde a diferencia del joven millenial que trabaja desde casa, no podrás tomar una buena caña.

Más allá del bache generacional que pueda suponer conectar un ventilador USB miniatura a nuestro ordenador personal, debes saber que son periféricos muy funcionales y que no solo te aliviarán a ti del clima estival, también a tu PC. En algunos casos pueden servir también como una fuente auxiliar a tus cooler y mantener tu laptop a una menor temperatura operativa.

Ahora bien, si queremos comprar el ventilador USB que mejor se ajuste a nuestras necesidades, más valdrá conocerlos un poco, saber qué prestaciones pueden ofrecernos las opciones del mercado, y por supuesto, echar mano de uno o dos billetes de diez euros, por fortuna, no tendremos que invertir mucho para estar frescos.

Pero nunca es tan sencillo como salir y comprar el primer ventilador de USB que encuentres en el aparador. De hecho hay una serie de consideraciones que deberías tener en cuenta, pues aunque no son dispositivos muy costosos, puede que termines comprando un producto que no funcione en tu computadora, veamos las variables más importantes:

Conectividad

Antes de salir a comprar nuestro flamante ventilador con conexión USB, lo primero que tenemos que averiguar es si nuestra computadora cuenta con puertos USB 3.0 o en su defecto 2.0. Si por desgracia llega a tener puertos más viejos, es decir 1.0 es muy probable que ninguna de las opciones que encontremos en el mercado vaya a funcionar.

Aunque la mayoría de los ventiladores PC USB son Plug&Play, es decir, que empiezan a funcionar ni bien los has conectado a la computadora, asegúrate de verificar que así sea, nadie quiere tener que lidiar con la tediosa instalación de un dispositivo que se supone que debe simplemente refrescar un poco el ambiente.

Portabilidad

Una vez hecho esto, por supuesto debemos considerar el uso real que le vamos a dar, ¿necesitamos verdadera portabilidad? Usualmente el tamaño de estos ventiladores es de entre los 10 y los 12 centímetros, es decir, son ideales para meterlos en el morral e irnos de vacaciones a la playa. Sin embargo, si vamos a tener nuestro mini ventilador USB siempre entre los cuatro muros de la oficina podríamos considerar una opción menos portable.

Debes considerar cuidadosamente el consumo de batería del ventilador, después de todo es posible que no tengas acceso a una fuente fija de electricidad y lo último que desearíamos es que nuestro ventilador puerto USB terminara por drenar la batería de nuestro ordenador y nos dejara varados en medio de la nada con el trabajo a medias.

Un ventilador puerto USB debería ser sobre todo un periférico secundario que disipe un poco el calor a nuestro alrededor y que podamos llevar a todas partes. Sin embargo, algunas opciones en el mercado te ofrecerán prestaciones que se salen un poco de esta especificación.

Potencia

¿Necesitamos un ventilador USB potente? Aunque digan lo contrario, a veces el tamaño sí importa, pero es mejor saber manejar un pequeño ventilador USB que tener un ventilador gigante creando tifones en la oficina, ni tú ni nadie quiere que todos los papeles del escritorio vuelen alrededor de su cabeza, por eso siempre es prudencial saber lo que estamos haciendo.

Generalmente estos aparatos pueden operar a potencia muy baja, es decir 5 W, lo cual no sólo es bastante ecológico, sino que por lo general resulta suficiente para refrescar áreas específicas de tu escritorio de tu trabajo, bien tus manos o tu frente, debes considerar siempre si tu ventilador 5v USB está capacitado para operar a diferentes potencias.

Comprar ventilador USB es en realidad muy sencillo, no obstante, si compras una pequeña fábrica de tifones que solo opera a máxima velocidad puede que no seas el tipo más popular de la oficina durante el verano.

Diseño

Todo entra por los ojos, aunque posiblemente si estás bajo un sol inclemente de 42 grados centígrados lo último en lo que pensarás es en el aspecto de tu ventilador USB. Algunas características exteriores como su base y la forma de conectarse a tu computadora pueden facilitar ciertos usos.

Por ejemplo, una base rígida sobre la que se monte una suerte de columna en la que reposen las aspas, puede ser ideal para ventilar de forma horizontal, genial si no compartes cubículo de oficina con nadie, por otra parte una base abierta a modo de bípode puede ser ideal para ventilar de forma vertical, sin duda una forma de hacer circular el aire menos invasiva.

Hay un mercado amplísimo, mucho más considerando que es un dispositivo para el que no hay que hacer una inversión importante, es decir, estamos hablando de que hay ventiladores USB led, es decir, vas a encontrarlos de todos los colores, aspectos y con prestaciones extravagantes, no siempre muy útiles.

Entorno

A veces no lo notamos pero nuestra mera presencia puede irritar a la gente que tenemos alrededor, quizás un ventilador USB silencioso sea una buena opción después de todo; para asegurarnos de este tipo de detalles, lo mejor sin duda es que leamos las reseñas escritas por otros usuarios.

Por supuesto que queremos comprar el mejor ventilador USB, pero debemos recordar siempre que a veces el más costoso no es el mejor para nosotros, como siempre, es necesario que sepamos el uso que vamos a darle y el contexto en el que estará operando nuestro gadget.

Consejos generales

Es posible usar nuestro ventilador USB en exteriores y obtener resultados magníficos, sin embargo, si consideras el hecho de que estarás aislado de una conexión eléctrica externa, quizás no sea la mejor idea drenar la batería de tu ordenador, también puede haber arena u hojas en el ambiente que conviertan tu ventilador en un artilugio inconveniente.

Si tu sentido común está bien desarrollado, es más que recomendable usar un ventilador USB en interiores. Si lo mantienes en una potencia prudencial no molestarás a nadie a tu alrededor y en cambio, mejorarás notablemente la temperatura ambiente, tampoco estarás expuesto a que tu computadora se quede súbitamente sin batería, no obstante ¿qué complejo de oficinas es tan cruel para mantener a sus empleados en verano encerrados y sin aire acondicionado?

Si tienes un ventilador USB cuya conexión sea una suerte de bastón flexible, también lo puedes utilizar como ventilación auxiliar para tu computadora, todo lo que deberás hacer es apuntarlo directamente al teclado, no sólo refrescarás tus dedos, sino que la temperatura de tu board descenderá al menos 2 grados.

Es muy importante que revises los puertos USB de tu computadora antes de salir a comprar tu ventilador. Aunque en general sólo los ordenadores más antiguos carecían de puertos USB o en su defecto venían con la versión 1,0, este podría llegar a ser tu caso, y entonces habrás comprado un periférico totalmente inútil.

Cualquiera sea tu caso, verás como un ventilador USB mejorará las condiciones generales de tu ambiente de trabajo, tanto si estás en la playa tomando unas cañas mientras editas un artículo, como si estás en una oficina mal ventilada revisando un reporte fiscal, este pequeño artilugio hará cualquier experiencia mucho más fresca.

Las ofertas más populares del mercado de ventiladores USB

Como no podía ser de otra manera, este mercado también tiene sus propios jugadores y sus propias reglas, a continuación te presentaremos las cinco ofertas más populares del mercado, sabrás un poco más de las especificaciones de cada modelo, así como de los fabricantes y por supuesto, del precio final.

Terminarás entendiendo por qué no todos los ventiladores USB son para ti, y llegarás a identificar con facilidad cuales son las características más deseables que este producto tiene para ofrecerte, lo de menos será el dinero que debas invertir en tu nuevo gadget, lo importante será que compres el mejor ventilador USB.

¿Te interesa la potencia de un ventilador de mesa o la portabilidad de un mini ventilador? ¿Eres un oficinista tradicional o trabajas de líbero en un café o biblioteca? Todas estas son preguntas que debes hacerte antes de lanzarte a comprar el ventilador USB que te acompañará durante las largas jornadas de sol y trabajo que tienes por delante.

 

1. Efluky 831 Revisión

A simple vista parece un ventilador miniatura, sin embargo, si lo observamos en detalle empezaremos a notar que en realidad es una pieza tecnológica con muchas ventajas que encontraremos muy deseables, la primera sin duda, es que su batería puede ser recargada con el mismo cable de cualquier dispositivo Android, lo cual será una ventaja si somos usuarios de este tipo de teléfono.

Su tamaño y su precio también pueden resultar muy convenientes, alrededor de 11,5 centímetros y no más de 15 euros nos aseguran tener acceso a un gadget perfecto para mantener la cabeza fría durante el verano. Se trata según la mayoría de las reseñas de los usuarios de un dispositivo muy silencioso, perfecto para trabajar en interiores como oficinas o bibliotecas, o incluso para ser emplazado junto a la cuna de un bebé que necesita refrescarse.

Ventajas:

La característica más sobresaliente de este ventilador USB es sin duda su batería recargable, la cual en teoría puede operar de manera independiente a nuestra computadora y garantizarnos un par de horas de aire fresco si es que nuestro deseo es usar el ventilador en exteriores.

Desventajas:

No obstante, aunque la mayoría de los clientes consultados aseguran que se trata de un producto versátil y muy silencioso en sus tres velocidades, parece haber una suerte de consenso general en cuanto a la vida útil de su batería que en condiciones normales llega a 3 horas operando a máxima velocidad, pero que parece tener una falla en su sistema de carga.

 

2. CSL-Computer A24046x61 Revisión

Si ves una foto fuera de contexto de este ventilador USB puedes llegar a imaginarte que se trata de un ventilador de mesa tradicional, sin embargo, no te confundas, no tiene más que 17 centímetros de diámetro y una ventaja excepcional frente a otros modelos en el mercado, funciona conectado en los antiguos puertos USB 1.0, es decir, aunque nuestra computadora sea una semi-prehistórica, muy probablemente podrá poner en funcionamiento este ventilador.

Ventajas:

Su precio está dentro de lo normal para este tipo de artículos, alrededor de 14 euros dependiendo el vendedor, no obstante, podemos encontrar muy útil su cable de 1,2 metros de longitud y la posibilidad de ajustar el ángulo vertical casi 360 grados, este ajuste deberá hacerse manualmente, puesto que este ventilador USB no cuenta con un sistema de rotación automático.

Desventajas:

Lo que puede resultar una pega es que no tiene batería interna, a diferencia de otros modelos que funcionan aún no estando enchufados a nuestra computadora, este ventilador USB requiere estar siempre conectado, otra desventaja que puede llegar a desanimarte es su peso aproximado de 522 gramos, no sé si querrás llevar a este gordito a la playa, aunque para tu escritorio puede funcionar muy bien.

Otra desventaja que puede decepcionar a muchos es el hecho de que este ventilador USB no cuenta con un sistema para graduar su velocidad, es decir, dispondremos de un gran caudal de aire o no dispondremos de nada, lo cual en ciertos entornos puede ser ciertamente inconveniente.

 

3. TianNorth H1 Revisión

¿Recuerdas que te dijimos que era un mercado lleno de novedades? Pues bien, este es sin duda un ventilador USB con características muy especiales, la más significativa sin duda es su función paralela de humidificador, la cual puede resultar interesante para usuarios que no pretenden usar su gadget cerca de la computadora, pero que también puede llegar a ser muy perturbadora.

Como es fácil de adivinar, este dispositivo cuenta con una batería que se recarga vía USB, 3 velocidades distintas y 2 modos de humidificación; continuo e intermitente. Su precio no es necesariamente más alto que el de sus competidores, es posible encontrarlo desde los 14,50 euros en oferta, hasta los 21 euros en precio completo.

Ventajas:

Su mayor ventaja es su peso de 190 gramos, que asegura una portabilidad plena, este ventilador USB cabe fácilmente en una bolsa pequeña e incluso en un bolsillo, al tratarse simplemente de una batería que se alimenta de nuestra computadora, tenemos garantizado que nos encontraros frente a un dispositivo plug&play. Es decir, no tendremos que preocuparnos por nada distinto de conectar nuestro dispositivo durante 4 horas y de disfrutar de las 6 horas de su carga.

Desventajas:

Sin duda encontraremos que no es un ventilador USB para alguien que pretende trabajar, ni en exteriores, ni en interiores resultaría cómoda su función de humidificar. No obstante, no todo puede ser trabajo, si estamos pensando en un ventilador para disfrutar una tarde perfecta en la playa, lejos de cualquier tipo de responsabilidad, probablemente esta sea nuestra mejor opción.

 

Este ventilador USB te será muy útil si pretendes salir en viaje de caravana o si quieres mantener fresco a tu bebé en su cuna durante una tarde calurosa de verano, su característica principal consiste en la posibilidad de adosarlo fácilmente a cualquier superficie usando una suerte de pinza plástica de bajo impacto, aunque no parece algo que quieras sujetar a la pantalla de tu ordenador.

Ventajas:

Por supuesto, tendremos la ventaja de contar con un ventilador USB que podremos usar de manera independiente de nuestra computadora, su batería recargable nos garantiza entre 3 y 6 horas de vida útil dependiendo de cuál de sus 4 velocidades hayamos escogido, su precio de 13 euros también es bastante cómodo, pero nada extraordinario considerando las particularidades del mercado.

Otra gran ventaja frente a la mayoría de sus competidores es la capacidad de ajustar su orientación tanto horizontal como verticalmente, es importante resaltar que según la mayoría de los usuarios es increíblemente silencioso, es decir, no perderemos nuestra concentración, ni molestaremos a nadie mientras tengamos este ventilador USB en operación.

Desventajas:

Pese a que se trata de un ventilador USB liviano de apenas 191 gramos, puede resultar un poco aparatoso por sus dimensiones de 18 x 9,7 x 14 centímetros, lo cual es ciertamente una desventaja. Así, aunque será ideal para la cuna de nuestro bebe, podría ser un tanto grande para nuestro escritorio, o para trabajar estando instalados en la playa o en una cafetería, todo dependerá como siempre de uso que pretendas darle.

 

5. CSL-Computer A41150x60 Revisión

No es casualidad que el mismo fabricante tenga dos productos en este listado, CSL-Computer de hecho tiene una línea de productos muy completa en cuanto a ventiladores USB se refiere. En este caso nos encontramos frente a una versión económica del CSL-Computer A24046x61 de 525 gramos, aunque igual de potente y confiable, este ventilador USB pesa apenas 159 gramos y ofrece excelentes prestaciones.

Ventajas:

Por apenas 10 euros, ciertamente el precio más bajo que encontraremos por un ventilador nuevo, podremos disfrutar de un ventilador USB cuyo bajo consumo de energía lo convierte en una muy buena opción para llevarlo a exteriores, de igual modo, resulta muy interesante la posibilidad de conectarlo no sólo a una computadora sino también a una batería USB externa.

Desventajas:

Su gran caudal de aire lo convierte en una opción obvia si lo que nos interesa es refrescarnos en exteriores. Sin embargo, puede ser un poco desventajoso el hecho de no tener la posibilidad de ajustar la velocidad de las aspas, es decir, tendremos una pequeña fábrica de tornados en nuestras manos. También se echará en falta el uso de una batería interna.

En definitiva es un gran producto si nuestras necesidades incluyen la posibilidad de un entorno abierto donde podamos mantenerlo conectado continuamente, o de un entorno cerrado donde nuestros tifones artificiales no molesten a nadie, aún a nosotros mismos, es importante destacar que algunos usuarios señalan que la baja potencia de esta ventilador USB puede no ser suficiente para sofocar el calor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar